¿Pareja de docentes? Ventajas de compartir vocación.

Constantemente recuerdo lo especial que es la labor docente. En ocasiones, desconocerla puede llevar a la incomprensión. Pero, ¿y si ocurre todo lo contrario? ¿Y si se comparte profesión? Podemos hablar de una situación especial, parejas de docentes o, como en mi caso, un matrimonio pedagógico. Si, además, coincidís en vuestra forma de entender la enseñanza y vuestra praxis docente es muy similar, no tiene precio. 🙂

Son situaciones que, de no compartir el mismo punto de vista, puede hacernos ver a los maestros y profesores como ·seres extraños·. Afortunadamente, compartir esta profesión hace que compartamos también nuestras «rarezas». 😀

Sabes que ningún fin de semana está completo sin corregir pruebas, fichas, cuadernos, trabajos, exámenes… Siempre tendrás a esa persona especial para echarte una mano.

Sumáis «mis niños y mis niñas» por partida doble y, a menudo, al entrar en una tienda estáis pensando en comprar cosillas para ellos. Quien os escucha sin saber vuestro oficio, piensa que tenéis cientos de hijos.

Colocaréis la alarma a la misma hora y tendréis, salvo estar en distinta localidad, los mismos días festivos y vacaciones. Sin embargo, ambos sabéis que este trabajo son muchas más horas de las que realmente se piensa que se trabajan a la semana. Por cierto, cuando estáis comiendo ninguno de los dos dirá «qué bien viven los maestros con tantas vacaciones»… y si algún cuñado lo dice podéis rebatirle juntos. ¡La unión hace la fuerza!

En vacaciones tendréis el doble de opciones, por muy remoto que sea el destino de vuestro crucero, tren o avión… de escuchar un «¡maestrooooo!».

Ambos sabéis los sacrificios que tuvisteis que hacer para llegar a trabajar como docentes. Incluso puede que ambos os hayáis dejado la vista por el camino, tengáis vuestra revisión anual y necesitéis gafas para la lectura.

Los dos planearéis, después de una semana de intenso trabajo, un viernes de fiesta para desconectar… pero acabaréis tirados en el sofá sin fuerzas y eligiendo una serie para ver mientras se cena. Lo más probable es que alguno de los dos, o ambos, acabe dormido antes del desenlace final del episodio.

Cuando compartes vocación docente, sabes que tu pareja no te acusará de tener el síndrome de Diógenes… ¡Es material pedagógico! Además, estamos reciclando… Qué bonito es guardar los cartones de papel higiénico en pareja, o decidir quién se queda los tapones de plástico primero.

Ya no sólo pondrás miradas románticas mientras cenáis. Si vais a un restaurante y ves algún niño ·liándola parda·, tu instinto docente te hará hacerle ojitos a tu pareja con un «¿Puedes creerlo? Si esto fuera el aula…» «Como para tener 25…» «y después dicen que nuestro trabajo es fácil…».

Cuando no coge un virus uno, lo cogerá el otro… ¡Estamos todo el curso rodeados de moquitos y tos! Si no caemos por los niños, ya nos lo pegará nuestra pareja. Esta situación empeora en invierno.

Hay una habitación o parte de la casa convertida en «estudio» y en almacén, especialmente cuando nos traemos cosas de clase al recoger a final de curso.

Cuando tocan oposiciones, y salen los tribunales, si le toca a tu pareja que te toque a ti también, de todas formas el mes de julio ya lo vais a echar en casa…

De las mayores dificultades para las parejas de docentes… que los centros de destino estén muy alejados. En el caso de interinos, puede ser aún peor esa espera anual. Rellenar los códigos puede ser un trabajo muy delicado.

Cada vez que hay un debate político en televisión, ambos estaréis pendientes de cuando vayan a hablar de Educación. Además, os pasáis horas debatiendo vosotros mismos sobre la enseñanza. Podéis llegar a aburrir a cualquier visita o grupo de amigos en una cafetería como salga el tema…

En casa, habéis pasado de tararear canciones de Alejandro Sanz o Manuel Carrasco, a dar lo mejor de vosotros cantando ·Baby Shark· o cualquier tema de Los Cantajuegos.

Tanto las cosas buenas, como las dificultades… son más fáciles de entender. No sólo es tu pareja, es tu compañero docente.

Si nuestra profesión docente es hermosa, imaginen compartirla.  🙂 🙂

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close